Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 de octubre de 2010

Hola a todos! Los sabios de Sivana creían que una vida realmente gozosa solo se conseguía en el proceso que ellos llamaban “Vivir en el ahora”, el pasado ya no está y el futuro de momento está solo en nuestra imaginación. Yo cada vez lo veo más claro e intento cada dia recordarlo. El momento que cuenta es el ahora, y quiero aprender a vivir el saboreando cada momento. No es fácil pero creo que la clave esta en recordar que la felicidad es un viaje y no un destino, no habrá ningún día igual a otro, para que desaprovecharlo!!!

Me gustaría resumir un cuento de hadas que leí no hace mucho, creo que os gustará pero que sobre todo os ayudará a pensar de otra manera a mi me hizo reflexionar y pienso a menudo en él.

PEDRO Y EL HILO MÁGICO

Pedro era un niño vivaracho todo el mundo le quería mucho, pero tenia una debilidad. ¿Cuál? Era incapaz de vivir el momento. No había aprendido a disfrutar el proceso de la vida, cuando estaba en el colegio, quería estar fuera jugando, cuando jugaba soñaba con las vacaciones de verano, siempre soñaba con otros momentos nunca se tomaba tiempo para saborear el momento.

Una mañana Pedro paseaba por un bosque cercano, decidió descansar bajo un árbol y se quedo dormido, tras unos minutos de profundo sueño oyó que alguien gritaba su nombre, abrió los ojos y se encontró junto a él con una anciana que tendría más de cien años. En la arrugada mano de la mujer había una pequeña pelota mágica con un agujero en el centro. del agujero colgaba un hilo de oro.

La anciana le dijo: «Pedro, este es el hilo de tu vida, si tiras un poco de él, una hora pasará en cuestión de minutos, y si tiras con fuerza unos meses incluso años pasaran en cuestión de días».

Pedro muy excitado pregunto a la anciana si podía quedarse con la pelota, ella se la dio.  Al día siguiente en clase Pedro se sintió aburrido y recordó su nuevo juguete. Al tirar un poquito del hilo dorado, se encontró jugando en el jardín de su casa, pronto se caso un colegial y quiso ser un adolescente pensando en lo divertido que seria esa fase de su vida, así que tiró una vez más del hilo.

Pronto ya era un adolescente y tenía un amiga llamada Elisa, pero Pedro seguía sin estar contento no había aprendido a disfrutar del presente y explorar las maravillas de cada etapa de su vida. Siguió tirando del hilo, se convirtió en un hombre adulto: Elisa era su esposa y estaba rodeado de hijos, pero Pedro reparó en otra cosa, ante su cabello era negro como el carbón, ahora había empezado a encanecer, su madre a la que tanto quería se había vuelto frágil y vieja.

Pero el siguió sin poder vivir el momento y tiró del hilo de nuevo. Pedro comprobó que ahora tenia 90 años su pelo era totalmente blanco y su vieja esposa había muerto hacia unos años, sus hijos se habían hecho mayores y tenían su propia vida.

Por primera vez en su vida Pedro comprendió que no había sabido disfrutar de la vida, nunca había ido a pescar con sus hijos, ni paseado con Elisa a la luz de la luna. Nunca había plantado un huerto ni leído aquellos maravillosos libros que a su madre le encantaba leer. En cambio, había pasado por la vida a toda prisa, sin pararse a ver todo lo bueno que había en el camino. Pedro se puso triste y decidió pasear por el bosque donde iba de joven, se tubo en un trecho y se quedo profundamente dormido.

De nuevo apareció la anciana que hacia tantos años le había regalado el hilo mágico. «¿Has disfrutado de mi regalo?»,  le dijo. Pedro no vacilo en responder: «Al principio fue divertido pero ahora odio esa pelota, la vida me ha pasado sin que me enterara, sin poder disfrutarla. Claro que habría habido momentos tristes y otros estupendos, pero no he tenido oportunidad d experimentar ninguno de los dos. Me siento vacio por dentro. Me he perdido el don de la vida».

La anciana le dijo que era un desagradecido pero que de todos modos le concedería un último deseo. Pedro respondió: «Quisiera volver a ser niño y vivir otra vez la vida”.

Cuando despertó, su madre estaba junto él, diciéndole que iba a llegar tarde a la escuela. Pedro saltó de la cama al momento y empezó a vivir la vida tal y como había esperado. Conoció muchos momentos buenos, muchas alegrías y triunfos, pero todo empezó cuando tomó la decisión de no sacrificar el presente por el futuro y empezó a vivir el ahora.

Bueno chicos desgraciadamente esto es solo un cuento, en el mundo real nunca tendremos una segunda oportunidad, así que despertemos hoy a ese regalo que es la vida, seamos felices.

Un beso a todos!!!

Anuncio publicitario

Read Full Post »